Falsa Orca

En general esta especie es poco conocida por la opinión pública, aunque se encuentra ampliamente distribuida. Debido a su tamaño puede ser confundida a lo lejos con otras especies, como el calderón, o incluso el delfín mular, con el que se asocia a veces.
Su tamaño oscila entre los 4,5 y los 6 m en los individuos adultos, siendo las hembras algo más pequeñas. El peso de estos animales se sitúa sobre las 1,5 –2 toneladas.

Pese a su nombre, el parecido con el aspecto externo de la orca (Orcinus orca), es escaso, ya que la falsa orca u orca bastarda posee un cuerpo bastante alargado y estilizado, con una cabeza relativamente pequeña y terminada en una frente redondeada, sin distinguirse ni el melón ni el morro. La boca posee de 7 a 12 pares de dientes de gruesa sección circular, generalmente con más dientes en la mandíbula superior que en la inferior.
Las aletas pectorales son pequeñas (alrededor del 10% de la longitud total), y están situadas bastante hacia adelante en el cuerpo, con un marcado codo en forma de "S" que facilita la distinción de la especie. La aleta dorsal, situada hacia la mitad del cuerpo, es moderadamente alta (aunque menos que las hembras de orca), y claramente falcada.
La aleta caudal es pequeña en relación con el resto del cuerpo, presentando una muesca marcada en el centro.
La pigmentación es gris oscura, cercana al negro, bastante uniforme. En el pecho y vientre suele existir una mancha de un color más claro en fora de ancla, similar a la que presentan los calderones. En ocasiones también presentan manchas grisáceas en la cabeza.

Ampliamente distribuida, la falsa orca habita preferentemente en ambientes pelágicos tropicales, encontrándose cerca de la costa sobre todo en islas de origen volcánico, como Hawaii, Galápagos, etc., en las cuales el fondo desciende bruscamente. En ocasiones no obstante puede vérsele en bahías y ensenadas de aguas templado-frías del Norte de Europa.

De aguas preferentemente cálidas, el límite meridional de su área de distribución se encuentra, en el Pacífico, a la altura de Chile y Nueva Zelanda, y en el Atlántico, entre Argentina y Sudáfrica. En el Atlántico Norte, debido a la influencia de la corriente del Golfo, se le observa hasta Noruega. En el Pacífico septentrional puede encontrase hasta Japón, aunque existe un avistamiento en Alaska.
En el Mediterráneo es muy rara, citándose los pocos avistamientos o varamientos en su cuenca occidental, debido a su proximidad con el Atlántico, donde es más abundante. No es tan rara en el Mar Rojo.

Parece que no existe una estación marcada de reproducción en esta especie, ya que se pueden observar crías durante todo el año. Alcanzan la madurez sexual entre los 8 y los 14 años. La gestación dura entre 12 y 15 meses (los autores no se ponen de acuerdo en este punto), naciendo tras este tiempo una cría de 1,6 a 1,9 m, con un peso de unos 80 Kg.

No se conocen predadores naturales de esta especie, aunque el hombre, en lugares como Japón y Taiwán la ha capturado para su consumo. Accidentalmente es presa en ocasiones de capturas con redes de deriva y palangres de superficie. Por otra parte, aunque no es muy común, hay que decir que a veces es capturada para su exhibición en delfinarios.
En ocasiones se producen en distintos lugares varamientos colectivos, debiéndose al parecer a cierto factor de mortalidad natural en la especie.

La dieta de la pseudorca o falsa orca comprende desde calamares a grandes peces pelágicos. De hecho se le ha descrito como una voraz cazadora, la cual ataca ferozmente a sus presas, de las que separa bruscamente la cabeza del tronco. Incluso en ocasiones se le ha visto comiéndose a los delfines que han quedao accidentalmente atrapados en las redes de cerco de los grandes atuneros.

La falsa orca es un cetáceo muy social, que viven en grupos de 20 a 40 individuos, aunque no es raro avistar alguno de más de 100 unidades. En estos grupos suelen coincidir individuos de todos los sexos y edades, aunque no se sabe con certeza si esta composición se mantiene estable en el tiempo.

Su naturaleza curiosa la hace acercarse a menudo al encuentro de embarcaciones. Es una nadadora rápida y activa, realizando bastantes tipos de acrobacias sobre las olas, a pesar de su tamaño, así como cambios bruscos de velocidad o dirección mientras nada. En ocasiones saca toda la cabeza y buena parte del cuerpo fuera de la superficie; es en estos momentos cuando son visibles las características acodaduras de las aletas pectorales.
Publicado por Sofía