Es también una formación rocosa que aflora totalmente en bajamar. Debe su nombre a su gran similitud con la forma de un buque. Sus grutas y lagunas albergan gran cantidad de mejillones y pulpitos. Sobre la costa se extiende un bosque autóctono de chañares.